Español

Una mujer armenia de Bakú: “No puedo vivir entre ningún pueblo más excepto los azerbaiyanos”-LOS CULPABLES INOCENTES

10.01.2015 | 18:02

10918863_804094823015403_231664267_o

La siguiente interlocutora del proyecto de “LOS CULPABLES INOCENTES” de la revista electrónica internacional “KarabakhİNFO.com” es Marita Asguerova, una mujer de origen armenio que vive en Bakú.

 

 

Algunos armenios de Bakú que no se trasladaron después del conflicto de Nagorno Karabaj, no se abstuvieron de ocultar su nacionalidad durante el censo que realizó el Comité nacional de Estadística en 1999. Señalan que en aquel tiempo en Azerbaiyán vivían 700 armenios, excepto Nagorno Karabaj. Es decir, entonces solo 700 armenios que vivieron entre los azerbaiyanos no se refrenaron de informar claramente su nacionalidad.

 
Como respuesta a la encuesta de la fecha del 20 de octubre de 2012 de la revista electrónica internacional “KarabakhİNFO.com”, en la carta oficial del Comité nacional de Estadística notaron que según los resultados del censo de población en 2009, el número de los pueblos armenios en la República de Azerbaiyán formaba 120.360 personas. Es decir, un 1.3% de la población fueron los armenios.

 

 

Sin embargo, durante diferentes tiempos, muchos oficiales estatales, diputados destacaron que entre nosotros viven suficientes armenios y el número que subrayaron más es 30.000 personas. De hecho, no es tan importante si es mucho o poco esta cifra. El hecho es que aún se encuentran los armenios en nuestro país y ellos tienen los derechos iguales que los ciudadanos de Azerbaiyán. Pero en Armenia no existe ni un azerbaiyano. Porque ellos al realizar la política de limpieza étnica, expulsaron a todos los azerbaiyanos de sus hogares.

 

 

Teniendo en cuenta que los armenios viven más en los territorios de Bakú y a sus afueras, conversamos con unos armenios y interesamos con su estilo de vida, con motivos de sus alojamientos en Azerbaiyán y con otras cuestiones. La vez pasada les presentamos la entrevista con Janetta Mammadova de origen armenio, y esta vez Asguerova Marita Yashar, una mujer de origen armenio que vive en la región de Garadag va a hablar de su vida.

 
“Ya olvidé que era una armenia”

 
Entramos en su casa con puerta de hierro. A diferencia de la casa de Janetta, esta casa se diferencia con su lujo y elegancia. Al ver a una mujer que hablaba de forma insatisfecha y alta, ya no tuvimos sospechas que fue ella nuestra interlocutora sucesiva…

 
“Ya hace muchos años que nadie me preguntó aquí quién soy o a que me dedico. Y ahora vinieron y me preguntaron eres armenia y tienes que hablar. ¡No soy armenia! Hace tanto tiempo que vivo aquí, ¿hasta ahora puede quedar algún armenio aquí? ¿Qué puedo decir?

 

¡Aún no vi a ningún armenio!”

 
– ¿No es usted armenia?

 
– ¿Quién lo dice? Yo nací aquí.

 
– En todo caso, por favor preséntese, queremos saber quién es…

 
– Soy Asguerova Marita Yashar. Mis padres fueron los armenios de Karabaj. Son del pueblo de Khindiristan de la región de Stepanakert(Marita llama como Stepanakert a la región de Khankendi). Antes que yo nací ellos se trasladaron a la provincia de Guizildash de Bakú. Yo nací en 1963. Y aquí fui a la escuela primaria. Me casé cuando tenía 16 años.

 
– ¿Cómo se conocieron con su marido? Si tenemos en cuenta que él era de otra nacionalidad, ¿probablemente no fue fácil crear un matrimonio con él?

 
– Éramos vecinos con mi esposo. En aquel entonces no se referían tanto a la cuestión de nacionalidad como ahora. No hacían caso si es armenio o no. Por eso no nos enfrentamos con obstáculos ciertos. En 1980 nos casamos por amor. Y dentro de un año nació mi hijo. Y después dos hijas más.

 
“Soy musulmana, hago oraciones y ayuno.”

 
– ¿Entre los vecinos hay alguien que sabe que es armenia y siente alguna relación mala contra usted?

 
– Yo nací aquí, y hace tantos años que vivo aquí. Por eso todos me conocen, y me prestan una relación muy normal. Cuando nací vi esas personas cerca de mí, y les conocí como mis personas cercanas. A causa de esto, me pareció muy raro conceder una entrevista como armenia. Pensé, ¿qué me diferencia de otras personas que viven aquí? Ya olvidé que era armenia.

 
– ¿No ha pensado sobre cambiar su nombre? Porque algunos armenios que viven aquí cambian sus nombres…

 
– No. No lo he cambiado. Algunos me llaman Rita o otros Maryam. No puedo decir nada sobre los que lo habían cambiado. Hago oraciones y ayuno. Sería un pecado decir algo sobre quién que no lo conozco. Desde que nací vi el Islam en mi alrededor y creo en esta religión.

 
A propósito, tenemos que señalar que todos los armenios con los que habíamos conversado dijeron que eran musulmanes.

 

 

10893021_804094813015404_616431471_o
“…no puedo vivir entre ningún pueblo más”

 
– Tenéis relaciones con sus parientes que viven en los países extranjeros?

 
– No tengo ningún pariente. Solo tengo dos hermanas y ellas viven en Rusia.

 
– ¿Cómo mantenéis contacto con ellas?

 
– A veces mi hermana me llama por teléfono. Nada más.

 
– ¿No quiere visitarla?

 
– ¿Para qué ? Ya tengo nietos, tengo todo lo que el dios puede dar a los humanos. No necesito a nadie más. Aún si me invitaran no me iría. Mi patria es aquí. No puedo vivir entre ningún pueblo más, excepto los azerbaiyanos nativos.

 
– Como una ciudadana azerbaiyana, ¿con cuál medio quiere que se solucione el conflicto?

 
– Quiero que se devuelvan las tierras, se acabe la guerra y todos vivan en paz como antes.

 
– ¿Refiere a que los azerbaiyanos y los armenios vivan juntos?
– Sí. ¡Que se acabe el conflicto!

 
– Vemos la situación actual en Armenia por la televisión..
– No veo nada sobre ellos. Solo escucho el mugam y veo a los cantantes del mugam.

 
– Tenéis tradiciones que quedaron de sus padres, las que recordáis durante las fiestas o algunas ceremonias?
– Desde que nací solo vi la fiesta de Novruz, siempre nos damos los regalos. Nada más.

 
“No se considera como armenia”

 
En la esquina de su casa vimos el árbol de Navidad. La señora Marita nos señaló que lo habia decorado con la petición de sus nietos.

 

Durante la conversación se sentía claramente que no quería señalar el nombre de su nación. Aunque le preguntamos a que nacionalidad pertenecen los maridos de sus hermanas, ella dijo que eran de Bakú y no quiso hablar de ellos. Con mucha dificultad supimos que ella tiene dos hermanas y ellas se casaron con los armenios de Bakú, y cuando empezó el conflicto fueron a Rusia y actualmente viven allí. A la pregunta “¿mantenéis contacto con ellas?” la señora Marita respondió “sí”, o “no” de forma específica.

 
– ¿Cómo recuerda el tiempo cuando comenzó la guerra en 1988? Supuestamente usted también tenía miedo..

 
– Claro, estaba preocupada por el destino de mis hijos. Gracias a dios que vivo en una situación completamente segura.

 
Acabamos la conversación. Hablamos fuera con la esposa del hijo de la señora Marita. Ella pidió disculpas por sus quejas: “no la reprochen por favor. Hasta ahora no le preguntaron nada sobre su nacionalidad o nadie se interesó en esto. Por eso nos pareció raro. Porque ella no se considera como armenia”.

 
Nos encontramos con un hecho más. Otra vez nos aseguramos de que las suegras armenias prometen muchas “sorpresas” a sus yernos y nueras.

 
(Continuará…)

 

 

 

 

Naiba Gurbanova
“KarabakhİNFO.com”

 

 

 

10.01.2015 18:02

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*