Español

Un armenio, Gümündzyan: “Es mejor vivir bajo los disparos en Siria, que vivir en Armenia”

27.01.2015 | 14:25

ЫЫЫ

Una desplazada familia armenia en Siria, decidió abandonar a Armenia a causa de la situación grave de vivir allí. Jak Ter- Gümündzyan, ciudadano de la ciudad de Alepo de Siria que quedó en prisión de los radicales armados durante de un mes y que pudió salvarse e ir a Ereván con mucha dificultad dio una extraña declaración.

 

 

 

 

 

KarabakhİNFO.com les presenta sus palabras. Tenemos que señalar que, Jak Ter se prepara para volver pronto a Alepo .
Como se sabe, continúan las operaciones militares entre los radicales opuestos y gubernamentales. Según las palabras de Jak Ter –Gümündzyan, para una familia armenia de Siria es más fácil vivir en Alepo que en Ereván. Él razona esto con el paro y encarecimiento.

 
Numerosas familias armenias de Siria no tienen posibilidad para recibir el nuevo año 2015 con una mesa abundante-señaló la pareja armenia de Jak y Sevan Ter- Gümündzyan. Ellos tenían todo para vivir en prosperidad en Alepo. Los ambos volvieron a Armenia tras la guerra sucedida entre el gobierno y los radicales opuestos de Siria.
En este país no es posible crear un nuevo medio. Los que se sometieron a ser desplazados, al hablar de Siria la llaman “nuestro país”. Es decir no consideran Armenia su país.

 
A principios, Jak llevó a su familia a Ereván, luego volvió a Alepo para ganar dinero. Pero los grupos armados le tomaron como rehén, y le quitaron su dinero. Hace 4 meses que vino a Armenia y se prepara para regresar a Alepo después de las fiestas porque su familia vive con mucha dificultad aquí. Jak señaló que no hay trabajo aquí, si había se quedaría. “Es una ciudad muy cara y no hay trabajo. La escasez y encarecimiento obstaculizan la vida aquí”.

 
A diferencia de Alepo, en cuanto le preguntaron qué era más caro en Ereván, respondió: “el alquiler de pisos y los pruductos son muy caros. No pudimos visitar a ningún lugar, ni a Tsakhadzor ni a Seván. No tuvimos dinero para ir a aquellos lugares. Apenas compramos los productos para sobrevivir.”

 

 
-“¿Qué es más caro entre los productos que ponéis sobre la mesa de la Navidad?”

 
-Todo. En Alepo es muy barato. Aquí es dos veces más caro.

 
-Cuánto planeáis ahorrar y gastar este año?

 
Contesta el marido: -“Gastaremos todo lo que tenemos. Debemos comprar y hacer comidas.”

 
– ¿Podíais abrir una mesa abundante en Siria?

 
– Sí, abríamos una mesa increíblemente rica. Solíamos gastar mil dólares para la Navidad. Esto no era caro para nosotros.

 

 
– ¿Y ahora? ¿Cuánto queréis gastar?

 
– En comparación con allí, menos de una cuarta parte- es decir 100 dólares. En nuestra casa solo trabaja mi hijo. Trabaja como camarero. Para que podamos celebrar el nuevo año ahorramos dinero durante de unos meses. No podemos vivir aquí. Después de estas fiestas voy a volver a Alepo. Por lo menos encontraría algún trabajo allí”.

 
– Pero allí no se acabó aún la guerra.

 
– Sí, es cierto. ¿Qué puedo hacer? Tengo que irme.

 
– Con que estaba ocupado allí?

 
– Me ocupaba como electricista en una planta. Vivíamos bien, no sufríamos y no fuimos privados de algo como aquí.

 
– No les prestan ayuda en Armenia?

 
Contesta la esposa: -“Aquí está muy tranquilo, no hay disparos. Gracias a dios que podemos encontrar el pan. Nos gustaría mucho ir al lago Seván, pero no pudimos. Sería muy caro el pago del viaje y el gasto allí. ¿Podríamos pagar 16.000 drames por el coche? Esperamos que mi marido vaya a Alepo y nos envie el dinero para que podamos volver a nuestra ciudad. Es mejor vivir bajo los disparos que en Armenia”.

 
Las quejas de estas personas que volvieron a Armenia con la esperanza de vivir mejor, ponen al centro las realidades de la situación actual de Armenia. Si los armenios abandonan a Armenia, ¿qué pueden decir a los sirios? Quizás, sus destinos miserables serán motivos para los que vinieron a Armenia.

 

 

 

Estos pensamientos que habéis leido, no son las opiniones de un azerbaiyano, sino de una familia armenia que está quejándose de la situación pesada en Armenia. Por lo visto, las mentiras que informaron los oficiales y la prensa de Armenia ocuparon el lugar de aquellas personas que se disminuyeron a causa de abandonar el país.

 

 

 

 

 

 

Sabir Babayev
“KarabakhİNFO.com”

 

 

27.01.2015 14:25

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*