Español

El impacto psicológico de la agresión militar de los armenios

24.04.2014 | 09:28

1398342071_1398081101_285606_358763304237789_1077831137_nKönül Vaguifgizi: “No es difícil entender qué siente alguien que ha perdido a sus seres queridos, su hogar, sus propiedades y fue sometido a privaciones”.

 Durante la conquista de la agresión armada, los armenios ocuparon el 20% de nuestras tierras. En la guerra de Karabaj nuestros detestables enemigos invadieron nuestras regiones que tenían una rica naturaleza. Como resultado de la invasión de nuestras tierras nuestro pueblo se enfrentó no solo a los efectos económicos, culturales y sociales, sino también psicológicos. Un millón de personas se convirtieron en desplazados internos y murieron centenares de personas ante los ojos de sus seres queridos.

La psicóloga Könül Vaguifgizi señaló durante su entrevista a la revista electrónica internacional “KarabakhİNFO.com” que las personas que fueron expulsadas de sus tierras natales y que perdieron a sus seres queridos ante sus ojos sufrieron un trauma psicológico: “La gente se despierta de repente con el sonido de disparos. Así, sin entender qué ocurre, viven una vida de refugiados y desplazados internos. Parte de la gente que fue expulsada de su hogar y que fue sometida a privaciones y dificultades aceptó este dolor como su destino. La otra parte, sin entender qué significa ser refugiados y desplazados internos, sufrió traumas psicológicos. Ellos son los niños que se convirtieron en refugiados y desplazados internos. Cuando eran niños fueron expulsados de sus hogares y por este motivo su situación psicológica sufrió un duro golpe. Por este motivo, por el momento es muy difícil si no imposible hacerles entender los valores de tolerancia. Al crecer, el sentimiento de venganza no les permite librarse de la agresión y el estrés moral. Porque un niño al que mataron a sus seres queridos ante sus ojos y que fue expulsado de su hogar no puede pensar lo contrario”.

K. Vaguifgizi añadió que, como resultado de la agresión militar de los armenios contra las tierras de Azerbaiyán, miles de personas fueron asesinadas cruelmente y un millón de personas fueron expulsadas de sus hogares: “No es difícil entender qué siente alguien que ha perdido a sus seres queridos, su hogar, sus propiedades y fue sometido a privaciones. Los sufrimientos y el trauma creado producen problemas en la adaptación a los alojamientos donde se trasladaron. Las personas se encuentran con dificultades para presentarles, lo que causa tensiones de nervios”.

 

 

Günel Dzhalil

“KarabakhİNFO.com”

24.04.2014 09:28

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*