Español

El xarıbülbül fue capturado

30.10.2013 | 16:30

1383136120_1382447992_xariLos que hemos perdido al perder Karabaj no se limita solo a tierras y hogares natales. Es también la pérdida de cultura, naturaleza y riqueza. Cada parte de Karabaj sorprende por la hermosura de su naturaleza. Cuando se habla de Shusha, uno de los que nos hace recordarla es el xarıbülbül. Esta orquídea se considera el símbolo de Shusha. Nadie la describe tan bien como la gente de Shusha. Elmaddin Sardar compartió sus pensamientos sobre esta flor con la revista electrónica “KarabakhİNFO.com”.

Elmaddin Sardar nos cuenta que esta orquídea se encuentra en muchas partes del mundo. “Si no me equivoco hay 42 tipos de xarıbülbül. Pero la variedad que crecía en Shusha era diferente de todos los tipos que había en Azerbaiyán. ¿Cuál era la diferencia? Se diferencia por su color”.

“Siempre conocimos Shusha como el lugar de origen del xarıbülbül. Pero en otras partes de Azerbaiyán, como en Shamaji, Guba o Davachi, también se da esta orquídea. Pero las que crecen en diferentes partes se diferencian unas de las otras”, añadió nuestro interlocutor de Shusha.

Según las palabras de Elmaddin Sardar, hay 23 tipos de xarıbülbül en Azerbaiyán. En Shusha el lugar principal de esta planta era Dzhidirduzu. Crecía allí sobre todo. Y también en Shusha había un lugar que se llamaba Gizil Gaya donde había muchas orquídeas. Íbamos allí para recogerlas.

El xarıbülbül fue capturadoElmaddin Sardar habló de sus recuerdos infantiles sobre esta flor: “Hacíamos concursos para recogerla. ¿Quién podrá recoger más orquídeas? Esta planta crecía en solitario. Era imposible ver muchas creciendo juntas. Las recogíamos sobre todo en Gizil gaya”.

Nuestro interlocutor nos recordó el festival de “Xarıbülbül” celebrado en Agdam. “Me acuerdo de que cuando era niño cada año en Agdam se celebraba un festival sobre esta orquídea. Llegaban muchos invitados de diferentes partes del mundo a aquel festival. La orquídea solía crecer a finales del mes abril y a principios de mayo. Y su vida era muy corta. Esta hermosa flor tenía solo 15-20 días de vida”.

El xarıbülbül tiene otro nombre en la ciencia: orquídea del Cáucaso. Es una planta que se reproduce con semillas. Pertenece a la familia de las orquídeas (Orchidaceae lat.), del género Ofris (Ophrys lat.). El género Ofris tiene más de 50 tipos y muchos de ellos se encuentran en las diferentes regiones de Azerbaiyán y, en general, en los territorios del Cáucaso. Los otros se encuentran en Turquía, Grecia, Crimea y en otros países. La planta que llamamos xarıbülbül se llama Ophrys Caucasica o Ophrys Mammosa en latín, pero adivino que todos los tipos que pertenecen al género Ofris y que se crecen en Azerbaiyán se llaman xarıbülbül.

Ophryses una palabra de origen griego que significa “ceja”. Los sabios, al dar este nombre a la planta, se refieren en sentido figurativo a que esta flor mira de arriba a abajo a las otras flores.

 

Sí, en Shusha crece una flor a la que llaman xarıbülbül. Y dicen que esta flor no crece en ningún otro lugar. La música mugam (música nacional típica azerbaiyana), un folclore que se creó aquí, no se creó en ningún lugar más. El xarıbülbül germina solo por el amor de Shusha. La combinación de inspiración y amor de Shusha no se encuentra en ningún otro lugar. En un ejemplo del folclore se dice: “Agabeyim Aga, hija de Ibrahimjalil khan, se casó y mudó de Shusha a Teherán, mandó traer mucha tierra de Shusha para crear el jardín de la patria. En el jardín de la patria se cultivaban todas las plantas y flores que crecían en Shusha, excepto el xarıbülbül. No se cultivó para hacerle olvidar la añoranza de su patria”.

Esta leyenda muestra su naturaleza única. ¿Su naturaleza irrepetible pervivirá solo en nuestros recuerdos y pensamientos? ¿Es posible la existencia de la fauna y flora nacional sin Shusha, y de Azerbaiyán sin Karabaj? ¡¡Es imposible!!

Lo peor es que el xarıbülbül fue capturado. Ya hace más de 20 años que el jardín de la patria vive sin él.

El xarıbülbül fue capturadoHay muchas leyendas sobre la coqueta flor del xarıbülbül. En una de ellas se cuenta que esta orquídea nació por el amor del ruiseñor a la flor. “Érase una vez un ruiseñor. Este ruiseñor se enamoró de una flor. Amaba a esta flor, cantaba por ella, la cuidaba y protegía. Un día una abeja vio esta flor y quiso saborear su dulzura. En aquel momento, el ruiseñor vio como la abeja volaba hacia la flor y se lanzó hacia ella para alejarla. Chocaron y la abeja picó al ruiseñor, pero no murió, sino que su amor y valentía le convirtieron junto con aquella abeja que le había picado en otra flor: el xarıbülbül”.

Sí, el jardín de la patria toma su color de la sangre de nuestros mártires.De los vestidos de las mujeres y las mortajas de los cadáveres, de los bordados negros de los vestidos de bodas. Del azul del cielo de Lachin y del verde de Dzidirduzu. De la vergüenza de los sufrimientos y el dolor de los colores con que les cautivó el destino y la muerte. Lloran los dos colores más sufridos del mundo: el color amarillo del pecho del xarıbülbüly el negro de sus brazos. El xarıbülbül murió de vergüenza y de añoranza.

Los valores sobre Karabaj se conservan como reservas genéticas no solo de la historia y la naturaleza nacional, sino también de la moderna ecología moral.

¿Tenemos el derecho moral de infligir tales pérdidas a la historia?

Sevda Sevindzh

 

“KarabakhİNFO.com”

30.10.2013 16:30

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*