Español

La bandera de la lucha por la independencia de Azerbaiyán

10.02.2014 | 15:46

1392032478_1391082086_1013216_575044115870419_272661464_n“Nuestra lucha no es una pequeña pelea entre cuatro hombres. Es un conflicto que pasa de una generación a otra”

                                                  (M. A. Resulzadeh)

 

Mis estudiantes me preguntan a menudo: Profesor, ¿quién es Mahammad Amin Resulzadeh? Y yo les contesto sin dudarlo:

  • M. A. Rasulzadeh no solo fue el fundador de la República Democrática de Azerbaiyán, sino que también era uno de los líderes que amaba a Azerbaiyán.
  • Fue un gran protector y un ideólogo nacional que desarrolló el pueblo de Azerbaiyán durante el siglo XX.
  • Mahammad Amin Rasulzadeh es una luz para amar a Azerbaiyán y convertirla en un estado poderoso, es un remedio que muestra el futuro, un ideal de libertad.

Fue el jefe del Consejo Nacional de Azerbaiyán que anunció la República de Azerbaiyán el 28 de mayo de 1918 y líder del movimiento por la libertad nacional. Mahammad Amin Axund Hadzi Molla Alakbar Rasulzadeh, líder inmortal de nuestro pueblo, que sentó los cimientos del movimiento de la libertad nacional de Azerbaiyán y de la República Democrática de Azerbaiyán, que fue el primer tipo de gobierno como República, no solo en los territorios turcos, sino también en todos los países islámicos, nació el 31 de enero de 1884 en el pueblo de Novjani de Bakú.

A pesar de que su padre era un capellán, no empujó a su hijo a aprender las asignaturas religiosas, sino las mundiales. Matriculó a su hijo en una escuela ruso-musulmana dirigida por el famoso profesor S. M. Ganizadeh. Esto tuvo un gran papel en el destino del futuro sabio.

La bandera de la lucha por la independencia de AzerbaiyánM. A. Rasulzadeh señaló la importancia de la independencia de Azerbaiyán durante sus discursos celebrados en congresos, conferencias y reuniones, en las informaciones que leía, en discusiones y debates, en resoluciones editadas y en declaraciones realizadas, en los periódicos, revistas y artículos que escribió, y en los libros que editó.

En 1915 plantearon un trabajo de investigación contra M. A. Resulzadeh por su actividad nociva para el orden público y la seguridad en el periódico Yeni Igbal. Según el punto 23 de órdenes sobre los lugares donde se anunció la situación militar, fue detenido en la cárcel de Bakú.

El anuncio de la independencia y la separación del Cáucaso de Rusia, y los discursos políticos que señaló Azerbaiyán en el parlamento transcaucásico durante los meses de febrero, marzo y abril de 1918 para crear una confederación formada por el Cáucaso norte, Georgia y Armenia, nunca perderán su valor histórico y político.

Después de la destrucción de la confederación transcaucásica el 28 de mayo de 1918, el Consejo Nacional que anunció la independencia de Azerbaiyán, la ayuda de los soldados del estado Otomano protegió nuestra existencia nacional de la destrucción y reforzó las posibilidades estatales nacionales para todos los pueblos del Cáucaso.

M. A. Rasulzadeh escribió sobre esto: “el Consejo nacional de Azerbaiyán determinó la existencia de su pueblo en el sentido político al publicar la declaración del 28 de mayo de 1918. Así, la palabra de Azerbaiyán dejó de ser una simple palabra geográfica, lingüística y etnográfica para convertirse en un ente político”.

Gracias a él, la República de Azerbaiyán se evaluó a nivel de turquismo, patriotismo y nacionalismo, de ser un estado nacional y revolucionario.

El 10 de diciembre de 1918 Mahammad Amin Rasulzadeh señaló en la segunda reunión del parlamento de la República de Azerbaiyán: “al exigir la autonomía de Azerbaiyán que es uno de nuestros propósitos cercanos, sufrimos ataques por la derecha y la izquierda. Por una parte los que estaban en la derecha y por otra parte los que estaban en la izquierda negaban la autonomía de Azerbaiyán.

En la derecha decían que al decir “por Azerbaiyán”, destruís a los musulmanes y al levantar la bandera turca hacéis daño al islam. Y en la izquierda señalaban que la lucha de Azerbaiyán nos separaba de la democracia rusa revolucionaria, lo que crearía un gobierno de señores y kanes. El día de conseguir el objetivo de nuestro pueblo que siempre defendía ser azerbaiyano ya ha llegado. Porque las derechas y las izquierdas no niegan a Azerbaiyán, sino que la demuestran con sus conclusiones. Porque ya no existe una vista de conflicto entre las comunidades musulmanas sobre la opinión de Azerbaiyán. Ya el pensamiento de la independencia de Azerbaiyán tomó su lugar en el conocimiento de nuestra sociedad. Porque ya aquella bandera orgullosa de tres colores nos unió a todos en el sentido político” (la República Popular de Azerbaiyán (1918-1920). Parlamento (informes estenográficas). I t., B., 1998, p. 50).

En 1907, Ali Bay Huseynzadeh dio forma a la idea de la bandera de Azerbaiyán en la revista “Fyuzat”. Pero fue Resulzadeh quien le dio su sentido político. Antes, nuestra bandera se componía de los colores azul, verde y rojo; Resulzadeh cambió aquella forma y la convirtió en azul (ser turco), rojo (modernidad) y verde (islam). Lo explicó como que nosotros debemos demostrar a todo el mundo que el estado que creamos es un país que prefiere las novedades y los valores de Europa.

Los intelectuales nacionalistas, azeríes y estatistas de Azerbaiyán han realizado trabajos nacionales, morales, políticos, ideológicos y económicos durante el breve plazo de 23 meses de la República de Azerbaiyán.

M. A. Resulzadeh defendía por una parte la idea nacional de Azerbaiyán y, por la otra, mostraba que el azerbaiyanismo es una parte inseparable del turquismo. Antes de que se crease la República de Azerbaiyán (1917), Resulzadeh además de exigir la autonomía del territorio nacional de los pueblos turco-tártaros que estaban bajo el gobierno de Rusia, e incluso los turcos azeríes, ofreció formar el consejo nacional formado por los representantes de los futuros países autónomos turcos.

Muchos no entienden aún la diferencia entre los sentidos del nacionalismo y el patriotismo en el conocimiento socio-político de Azerbaiyán. Mahammad Amin Resulzadeh quería llamar la atención de la sociedad mundial sobre la cuestión de que durante el tiempo en que los bolcheviques mataron a personas muy apreciadas de nuestra patria con el pretexto de “nacionalistas”, la palabra nacionalista en turco era equivalente a la palabra patriotismo en Europa, y que el patriotismo durante toda la historia, incluso en el siglo XX, era el proceso socio-político más honorable del mundo.

El señor Mahammad Amin escribía: “un nacionalista es un patriota en la lucha por la independencia y el significado que los europeos expresan con el término patriota es igual al que nosotros queremos expresar con la palabra nacionalista. Es una cosa muy diferente que los europeos señalan la palabra patriotismo junto a la palabra nacionalismo”.

La bandera de la lucha por la independencia de AzerbaiyánSe vio obligado a marchar al extranjero tras la conquista de los bolcheviques. Pero Resulzadeh continuó sus propósitos de lograr la libertad de Azerbaiyán también en el extranjero. En aquel tiempo esta gran personalidad escribía:

“…no hay duda de que algún día las verdades se iluminarán, ganará la parte que prefiere la base de la libertad, los principios de las naciones unidas y los derechos humanos. Este sol de la victoria va a alzarse de nuevo sobre nuestra querida patria que arde bajo el sufrimiento de la libertad como el 28 de mayo de 1918. No lo dudéis, ciudadanos”.

Lo que dijo Resulzade se hizo realidad y en 1991 Azerbaiyán alcanzó su independencia de nuevo. Mahammad Amin falleció el 6 de marzo de 1955 a las 10.10 de la noche. Como dijo su compatriota Abdulvahab Yurdsever sobre su tumba: “… Su nombre es un símbolo honorable de la lucha. Su vida es un camino hacia la independencia y victoria. Es su cuerpo el que entregamos a la tierra. Pero su espíritu inmortal pervive en nuestra memoria y nuestra alma…”

El periódico “Birlik” (la Unión) que se publicaba en Gars escribió: “Él fue la bandera del conflicto por la libertad de Azerbaiyán. Esta bandera ondeará en el alma de todos los turcos. M. A. Resulzadeh, que ocupó un lugar en las páginas más grandes de la historia turca, vivirá eternamente”.

Que descanse en paz.

Zaur Aliyev

 Empleado de AMEA,

Jefe de Investigaciones científicas de la Diáspora y el Lobby

Doctor en filosofía política

 

 “KarabakhİNFO.com”

10.02.2014 15:46

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*