Español

Los armenios llevaron a cabo desviaciones en las tierras del estado otomano

22.05.2014 | 10:51

1400737796_1400565227_bextiyar-tuncay-yaziLos armenios, en sus referencias presentadas, pusieron en el centro de forma abierta sus pensamientos provocativos sobre Anatolia, patria milenaria del estado otomano y de los turcos. Los sacerdotes, maestros y misioneros jugaron un papel muy importante en informar a los pequeños pueblos armenios en Anatolia sobre sus planes de sabotaje, insurrección y rebelión. Los documentos que llegaron hasta hoy demuestran claramente lo que significaban aquellos planes. En uno de esos documentos se escribe lo siguiente:

“¡Armenios! Hace más de 5 años que el estado supremo (el estado otomano) nos prometió realizar reformas. Hace 5 siglos que nuestra patria ha quedado marginada y miserable bajo el yugo del enemigo de la humanidad, el estado supremo. Llevaron a cabo todos los artículos del acuerdo de Berlín, pero no cumplieron la reforma que prometieron realizar según el artículo 61 del convenio.

 

Europa no tiene tiempo para ocuparse con nuestros asuntos. Están ocupados con sus discursos. Aunque lo vemos claramente, esperamos en vano. Si no nos ocupamos nosotros mismos de nuestras cuestiones, es inútil esperar reforma alguna del gobierno turco para mejorar nuestra situación. ¿Hay algún pueblo en el mundo que haya ganado la independencia sin sufrimientos y sin hacer sacrificios? ¿Europa puede dejar sus intereses a un lado? Si no lo queremos nosotros, ¿podría derramar sangre dejando sus intereses a un lado? No olvidéis que no hicimos nada hasta hoy para demostrar que somos capaces de dirigirnos y para atraer a Europa. Ese es nuestro gran pecado. Nuestro deseo es ver a Armenia liberada del yugo de los bárbaros. Pero nosotros nos llevamos como pobres y detenidos para obtener nuestro objetivo. ¡Es una lástima! El pueblo armenio tiene que demostrar al mundo que está listo para sacrificar a sus hijos queridos para rescatar de la obediencia.

 

¿Quién puede olvidar el número de sacrificios que realizó la pequeña Grecia para alcanzar su independencia? ¿Se puede negar que los eslavos pintaron su tierra con sangre para conseguir el amor del mundo culto y obtener su independencia? Ahora en Turquía no existe la administración del estado. Allí reina la anarquía. Los pueblos que crearon el estado son ahora enemigos el uno del otro. Porque en este gobierno que está muriendo no ha quedado ninguna fuerza que proteja la gestión y la política del gobierno.

 El gobierno humilla al pueblo y le quita la riqueza y le causa daños. No hay justicia en los tribunales. Porque quienes cometen esos daños son los administradores. ¿Es esto el gobierno? Según nosotros, un estado creado por diferentes naciones tiene que sentirse obligado a trabajar por los intereses de estos pueblos sin hacer diferencias. El gobierno está obligado a abastecer las necesidades de su pueblo y a protegerle. En una palabra, el deber del gobierno es ayudar a mejorar la situación del pueblo. Pero no vemos casos parecidos al respecto. Por eso, más pronto o más tarde un gobierno así será destruido. Se han roto los lazos entre el estado y el pueblo. No ha quedado ninguna felicidad para los pueblos en Turquía. El gobierno se debilita día a día. Los búlgaros y los griegos que viven en la península de los Balcanes ocuparon por la fuerza las tierras turcas donde viven. Turquía ha perdido su confianza entre los musulmanes que viven aquí. Ahora los musulmanes de Albania no están bajo el control de Babi Ali. Egipto tampoco reconoce el gobierno del estado otomano.

¡Armenios jóvenes!

 Tenemos que sentirnos obligados a estar siempre listos para que no desaparezcan las oportunidades. Ahora nuestro objetivo principal es informar a nuestro pueblo sobre las ideas del derecho y la justicia, animarles a resistir contra la injusticia y estar listos para sacrificarnos.

¡Juventud armenia!

 

La independencia de la patria estará con vosotros. Es vuestro deber ondear las banderas de la independencia. Una nación que fue sometida a la tristeza, la pobreza y la barbarie no puede hacer movimientos por sí sola. Necesita la ayuda de un elemento que le otorgue vitalidad. Estáis obligados a inculcar al pueblo este deber.

Se adjunta a la apelación:

Mientras se divulgaba esta apelación llegó un telégrafo desde Arzurum a Estambul.

En el telégrafo se señaló que los armenios ingratos habían iniciado una rebelión contra los turcos. Sí, es una rebelión, la rebelión contra la injusticia. Es un deseo de un pueblo dinámico que entregó su derecho al mundo de la humanidad. Para disminuir la importancia de este suceso que se extendió como un relámpago por Europa, intentaron hacer creer a Europa que este evento fue exagerado al reclamar que unos mensajeros del estado supremo fueron detenidos y que ellos fueron los trazadores. Pero según las informaciones conseguidas de diferentes fuentes habían detenido a más de 400 de los armenios.

¿En qué situación están los artistas en Armenia? Se subrayó que la mayor parte de los detenidos eran trabajadores. Mientras ellos estén en la cárcel, su familia sufrirá de hambre, frío y enfermedad.

 

¡Armenios!

Su deber santo es prestar su ayuda a las familias de los detenidos que necesitan ayuda moral y material y que tienen hambre. Ellos se sacrificaron por la independencia de su patria. Si sus hermanos de religión no protegen a sus hijos, ¿quién va a defenderlos entonces? Todos los armenios tienen que abrir un cuadro de apoyo para proteger a los héroes que se sacrificaron por salvar Armenia.

Firma: Unión Patriótica”.

En otro archivo llamado “apelación a los jóvenes armenios” se escribe:

“La muerte es igual en todos los lugares.

Una persona muere una vez.

Los que murieron por la patria son felices.

La base del estado supremo perdió su confianza hace mucho tiempo. Turquía está en una situación igual que la de una persona enferma. Se acerca la hora de la muerte. Mientras, el opresor quiere mantener a un ser tan trabajador en cadena de esclavitud. Los griegos, los búlgaros y los musulmanes en la península de Balcanes dieron golpes incurables contra su tiranía. Turquía después de perder allí una parte de tierras aumentó su opresión en Asia menor y en Armenia, que está lejos de los ojos de Europa.

Bajo esta administración, Armenia se presenta como un nido de maleantes y delincuentes. Los oficiales tiranos de Turquía con los métodos crueles de Babi Ali inflingen sufrimientos y penurias al pueblo trabajador. Un campesino armenio no está seguro ni de su vida, ni de sus bienes. Las tierras que recibieron como legado de sus padres (las tierras de Anatolia que los armenios reclaman como sus tierras) gracias a los onerosos impuestos ya no son de los campesinos. Los campesinos no ganan suficiente dinero por el trabajo que realizan. Mientras los campesinos trabajan, se sienten obligados a trasladarse lejos de las tierras de sus padres. Abandonan sus tierras y mueren de sufrimiento lejos de la patria.

Las leyes de Turquía ven estas tiranías con indiferencia, no lo dan importancia. Pero cuando los armenios se rebelan para proteger su honor, las leyes olvidables aparecen. Cierran las manos y piedras de estas personas valientes, abren las puertas de las mazmorras húmedas y oscuras para enterrarles vivos.

Los armenios esperan la reforma prometida con el artículo 61 del acuerdo de Berlín, pero no pueden ver nada. El estado de Europa no se ocupa de estas tareas, sino de diferentes asuntos internos y externos. Solo Inglaterra de vez en cuando levanta su voz para la reforma. Y los turcos, como si no hubieran escuchado, no hacen nada.

La nación turca retrasa la solución de esta cuestión día a día. Lo que más nos ofende es la intención del estado de destruir todos los derechos de Armenia. Estamos obligados a sacrificarnos con nuestra sangre para anunciar los derechos humanos. Los que aman la independencia y quieren mejorar moral y materialmente tienen que derramar su sangre por la libertad. Los armenios creen en esto. Ya es hora de que los armenios cubran todas las montañas y los lugares de Armenia.

¡Armenios!

Ya llegó la hora para que sacrifiquemos nuestra vida por la independencia del pueblo con nuestra fuerza moral y sacrificio material lo que nos pide nuestra patria. Todos tenemos que cargarnos de sentimientos de amor hacia la patria. Debemos grabar en nuestra consciencia el pensamiento de alta justicia e independencia de los ciudadanos. Estos sentimientos nos dirigirán hacia una unión con éxito. Tenemos que aprender las informaciones necesarias. Y con esto debemos establecer un cargo alto y enorme en el estado.

¡Hermanos jóvenes!

Recordemos las obras del heroísmo de los jóvenes griegos, italianos y musulmanes cuyos recuerdos habían sido eternos. Que nosotros también estemos listos para cumplir los encargos de la historia en Armenia.

 ¿No os lamentáis de la miseria de nuestro pueblo y quedáis indiferentes ante esto?

¿La mano triste y la vida llena de sangre de un campesino no va a influir en el alma de Armenia? ¿No van a sufrir sus corazones? Hasta que un agricultor se libera de la obediencia y no toma la seguridad su vida no tiene que tener otro deseo que intentar a alcanzar la independencia del pueblo de Armenia.

Así que, ¡armenios jóvenes! Unid vuestras fuerzas. Que todos estemos llenos de los mismos sentimientos, establezcamos comités. Los armenios tienen que apresurarse para prestar su ayuda a los comités de los que forman parte en los lugares donde viven.

 

¡Armenios jóvenes!

Son los armenios quienes levantaron por primera vez la bandera de la independencia en Oriente. Esta bandera de la independencia tiene que ser una estrella para la libertad de las naciones pobres del Oriente. ¡Que este siglo sea un signo de lucha en nombre de Asia!

¡Armenios!

Que demos nuestras manos desde el Oriente hasta el Occidente y desde el norte hasta el sur a las personas que quieren luchar por un objeto único, y que quieren conceder la felicidad y la independencia de la ciudadanía a un pueblo trabajador. Que caminemos por las vías que habían caminado los hijos que se sacrificaron por la patria, y que nos dirijamos al camino que contribuirá a la felicidad del pueblo. Que estemos lejos de los intereses personales.¡Dejémonos de nuestro confort! No nacimos para vivir dentro de gustos. Nuestra religión es la felicidad de nuestro pueblo. Nuestro deber es servir sin buscar nuestros intereses personales”.

 Tales archivos reflejan en sí mismos un gran interés en el sentido de entender los sucesos ocurridos en aquellos tiempos, incluidas las intenciones de los armenios.

B. Adiloghlu

 

“KarabakhİNFO.com”

22.05.2014 10:51

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*