Español

Los armenios quemaron a mis abuelos, tíos y a toda mi familia poniéndolos en el techo.

30.09.2013 | 10:14

1380517925_1364624897_nnLa operación  masiva de deportación de tierras armenias a los azerbayanos,  se realizó en tres etapas durante el siglo XX.

Primera etapa: años de 1905-1920, segunda etapa: años de 1948-1953, tercera etapa: años 1988-1992. Como resultado de estas operaciones, más de 1.500.000 azerbayanos que vivían en los territorios de Armenia fueron expulsados de sus tierras históricas, según los archivos estadísticos firmados.

 

 

Después de la creación de la república soviética de Armenia, de un total de 940 viviendas, cambiaron los nombres de 698 y se sustituyeron por nombres armenios, por decisión del Consejo General de Armenia. Pero esto tampoco era suficiente para los armenios. La operación de cambio de nombres continuó después de la completa deportación de los azerbayanos de las tierras de esta república. El 9 de abril de 1991, por orden del expresidente Levon Ter-Petrosyan,de Armenia, se cambiaron los últimos 91 nombres azerbayanos de viviendas.

 

Durante los procesos, los armenios quemaron centenares de viviendas de los azerbayanos que vivían al oeste de Azerbaiyán, destruyeron casi 30 mil casas, mataron cruelmente a 140.000 personas incluidas viejos, mujeres y niños, más de 750.000 azerbayanos fueron expulsados de sus tierras al oeste de Azerbaiyán.

 

Según las informaciones histórical, en agosto de 1918, más de 50.000 azerbayanos que vivían en 118 pueblos de la región de Zangazur (actualmente situada entre el territorio de Azerbaiyán y la república autónoma de Najchivan) fueron deportados. Más tarde, en 1948-1953, más de 10.000 azerbayanos que vivieron en los territorios de oeste de Azerbaiyán, fueron deportados por decisión del Consejo de Ministros de la Unión Soviética. Una parte de ellos murieron patéticamente en los caminos y la otra parte en las zonas de tierras bajas de Azerbaiyán.

 

En la última deportación, en 1988, más de 220.000 azerbayanos no pudieron soportar la barbaridad de los armenios y abandonaron sus tierras.

 

Nuestra interlocutora es Alieva Fatma Panahcon 85años de edad, que vivió los sufrimientos y dolores de la deportación por los armenios. A pesar de que ahora la Sra.Fatma esté gravemente enferma y tenga mala memoria, los dolores y los días felices de estos años no pudieron borrar los rastros de la deportación de su recuerdo.

 

—Nací en 1927, en el pueblo de Gol en la región de Vedi. En 1941-1945 acabé la escuela pedagógica técnica de Erevan. Hasta 1960 trabajé en la escuela secundaria como profesora. Mis padres eran del pueblo de Manguc.

 

—Dicen que los golpes de los armenios que recibieron sus padres, sobre todo su padre,fueron muy graves.

 

—Yo viví las barbaridades de los armenios durante toda mi vida. Las crueldades que hicieron a mi familia me persiguen durante toda la vida. A principios del siglo pasado, en 1905, durante el genocidio, una parte de los azerbayanos huyeron a territorios de Irán y la otra parte fue asesinada cruelmente por los armenios. En aquellos tiempos, en muchos pueblos como Shahabli, Dahnaz, Garabaglar y Chimanva, con el pretexto de hacer una reunión, los armenios llamaron a muchos azerbayanos, les pusieron en las mezquitas y techos, y los mataron con crueldad. Mataron a mi abuelo Molla Humbati, a mi abuela Hadzhar Xanum, a mis tíos… en una palabra, a toda mi familia en el techo. Durante estos eventos, el único que quedó vivo de mi familia era mi padre. No pudo olvidar aquellas torturas hasta el final de su vida. Mostrándonos los pueblos demolidos, decía que los armenios quemaron a mi familia y a mis personas queridas en aquellos techos. Las ruinas de aquellos pueblos montañosos aún permanecían. En la mayoría de ellos no vivía nadie. Créanme que, a pesar de que pasaron muchos años después de aquel suceso, la lluvia y la nieve no pudieron borrar la herrumbre de los techos. Aún olía al pasar al lado de aquellas ruinas. Parecía que la gente había sido quemada recientemente allí. Los armenios también confesaron que, por quemar a los azerbayanos vivos, no se iba el olor de allí y no se limpiaba la herrumbre.

 

—Luego usted también hizo un sacrificio inocente de aquel conflicto que se creó a principios del siglo pasado y fue echada de su tierra.

 

—Sí, es verdad. No era suficiente para ellos vengarse de nuestras familias y nos echaron de nuestras tierras natales. Como ve, ya hace

más de 20 años que abandonamos nuestras tierras. Eso significa que la barbarie de Armenia me persigue durante toda la vida, probablemente será así también dentro de unos años más.

 

 

NaibaGurbanova

 

“KarabakhİNFO.com”

 

 

 

30.09.2013 10:14

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*