Español

¿Se restablece el proceso de negociación?

07.11.2013 | 14:46

1383819865_1383724973_w1sizisjezmjm5ns8xmzy5nde1nzk1qefsl0swyjwiwidgh1bwilczmjz4mjewyjdxq“Los presidentes de Azerbaiyán y Armenia plantean la realización de sucesivas entrevistas hasta el fin del año en curso sobre la resolución del conflicto de Nagorno Karabaj”. Así informó Igor Popov, copresidente de Rusia del grupo de Minsk de la OSCE, en su informe a los periodistas. El copresidente dijo que esa era una de las cuestiones discutidas hoy con el presidente de Azerbaiyán.

Señaló que el presidente de Azerbaiyán estuvo de acuerdo con la realización de esta entrevista: “los copresidentes van a visitar Erevan hoy. Allí discutiremos esta cuestión con S. Sarkisyan, el presidente de Armenia. Esperamos que las entrevistas continúen hasta el fin de este año”. El copresidente ruso respondió así a la pregunta sobre en qué ámbito de medidas se plantearán las entrevistas: “actualmente estamos trabajando en esto”.

¿Se puede esperar algún resultado de estas entrevistas?

¿Se restablece el proceso de negociación?James Uorlik, copresidente de EE. UU. del grupo de Minsk de la OSCE, habló positivamente. En su entrevista a Trend señaló que ahora se ha abierto una “ventana de posibilidades” para la resolución del conflicto de Nagorno Karabaj que antes hubiera sido imposible. Añadió que EE. UU. tiene confianza en esta “ventana de posibilidades”: “queremos trabajar mediante los copresidentes y estamos dispuestos a hacer todo lo posible para facilitar el proceso de paz de forma mutua”.

Según los copresidentes, los mediadores observaron nuevas posibilidades después de las elecciones presidenciales en Armenia y Azerbaiyán, mantuvieron conversaciones con el presidente Ilham Aliyev, y las mantendrán con el presidente armenio S. Sarkisyan en Erevan: “considero que la población de ambos países, de Azerbaiyán y Armenia, merece estar en paz y tranquilidad. Tenemos que encontrar algún remedio para esto. Como copresidente, mi motivo principal al tomar esta cuestión bajo mi responsabilidad es tener la posibilidad de encontrar una vía que contribuya a la paz”.

J. Uorlik señaló que estaba dispuesto a hacer cuantas visitas a la región fueran necesarias para conseguir la solución por medio de la paz. Al hablar de las entrevistas entre los presidentes de los dos países, el copresidente informó que dependía de los presidentes: “no es solo decisión de los copresidentes. Pero intentaremos que la entrevista se realice este año.”

Según palabras de J. Uorlik, esto ayudaría al establecimiento de la comunicación de alto nivel: “esperamos que esta entrevista contribuya a una solución favorable para ambos países, para el proceso de la paz y las conversaciones multilaterales. Hemos mantenido conversaciones positivas con el presidente Ilham Aliyev. Si hay voluntad política para ir adelante, estaremos dispuestos a ayudar. Hace casi dos años que los presidentes no se reúnen, y durante de estos dos años no hemos podido encontrar ningún camino hacia adelante”.

El copresidente añadió que era muy deseable e importante que las partes en conflicto quisieran mantener conversaciones multilaterales: “esperamos que si los presidentes pueden mantener las conversaciones, podrán encontrar una verdadera solución en estas negociaciones constructivas. Actualmente este proceso no avanza de forma productiva y a nosotros nos gustaría que este proceso apuntara al camino que lleva hacia la paz”.

Al hablar sobre los principios esenciales de la resolución del conflicto de Nagorno Karabaj, J. Uorlik informó que hacía falta que los presidentes hablaran sobre ello: “hoy trabajamos sobre los principios esenciales. Nuestra tarea es ayudar a encontrar el camino que permita restablecer las negociaciones multilaterales. Esto tiene que ser decisión de ambos presidentes.”

Refiriéndose a la cuestión de la sustitución de Francia por la Unión Europea en el grupo de Minsk de la OSCE, J. Uorlik señaló que las partes en conflicto siguen confiando en el grupo de Minsk y trabajando con él. “El problema no está en el formato de las conversaciones, sino en la voluntad política y si las partes van adelante o no para encontrar el camino hacia la resolución del conflicto. Es lo que queremos investigar durante las próximas semanas”. Según las palabras de J. Uorlik, las elecciones crearán una situación favorable para seguir adelante.

En cuanto llegamos a la comparación del problema de Nagorno Karabaj con otros conflictos, el copresidente americano destacó que era muy difícil comparar los conflictos, porque los problemas y sus motivos son diferentes: “antes de empezar este trabajo, trabajaba sobre Afganistán y fui el principal mediador sobre el convenio bilateral de seguridad. Fueron conversaciones muy difíciles, pero pudimos encontrar el camino hacia adelante. Las negociaciones sobre Nagorno Karabaj también son complejas, es difícil encontrar opciones posibles. Pero es una cuestión que se puede solucionar. En mi opinión, la población de ambos países se merecen encontrar el camino que lleva a la paz. Ya ha llegado el momento. Si puedo ayudar en la resolución del conflicto, si los copresidentes de EE. UU. pueden ayudar en este proceso, entonces estamos dispuestos a hacerlo”.

¿Se restablece el proceso de negociación?El diputado Zahid Orudzh informó a “KarabakhİNFO.com” que, de hecho, la entrevista en Kazan fue el final de un proceso de cuatro años que se llevó a cabo bajo los auspicios de Rusia y se aclaró totalmente dónde terminaba la línea de la frontera que las partes iban a acordar. Según sus palabras, las entrevistas que iban a celebrarse después servirían para mantener las conversaciones de la paz y evitar la creación de tendencias alternativas: “los círculos internacionales estaban preocupados por que las posiciones anti OSCE, que aumentaron en la comunidad, podían contribuir a que las diferentes asociaciones se unieran al proceso. Y que los agentes políticos que actúan en el plano regional se hagan cargo de la iniciativa. También consideraron que si el conocimiento sobre “el límite de las conversaciones de paz” se fortaleciera en la comunidad, no se extenderían los factores de la guerra, los círculos ultranacionalistas no lo aprovecharían para sus intereses, etc.”

Por una parte dieron pasos dirigidos a la sociedad, por otra celebraron conversaciones para mantener las condiciones internacionales en 2012-2013 que se llevaron a cabo muy formalmente. Quiero recordarle las declaraciones del presidente durante el desfile militar. Señaló que “para nosotros, la participación en las conversaciones no está relacionada directamente con la posición de Armenia. De hecho, Azerbaiyán se centra en sus relaciones con los círculos extranjeros para que veamos junto con ellos hasta dónde son útiles los medios de paz”.  En mi opinión, el contexto de esta opinión consiste en que si algún día, incluso mañana mismo, se provoca la perspectiva de una solución por medios militares, entonces Azerbaiyán no quiere ver al grupo de Minsk de la OSCE y a sus países miembro como enemigos o competidores. Porque si un país tan poderoso como América organiza una coalición contra Afganistán, no es posible que nosotros, en caso de chocar con los intereses en la región, al anunciar la lucha contra Armenia, creamos en la solución del problema sin conseguir ningún socio internacional. Esto sería imposible, y los chantajes políticos contribuirán a que algunas fuerzas utilicen medios militares contra nosotros en lo sucesivo. No es difícil suponer que pueden presentarse declaraciones contra nosotros en la OSCE o en la ONU en el ámbito de los deseos de victoria dentro del país de un soldado azerbaiyano que realiza la liberación de Dzhabrail mediante conquista. Por eso considero que nuestra participación en estas conversaciones se debe a nuestro respeto por la voluntad extranjera y su posición en la solución del problema. A pesar de que no sea imposible ver que existen cambios fundamentales en esta cuestión según las opiniones formalizadas entre el pueblo de Armenia y de sus élites.

¿Se restablece el proceso de negociación?La diputada Malahat Ibrahimgizi informó a “KarabakhİNFO.com” de que la posición de Azerbaiyán en el proceso de negociaciones es conocida. En su opinión, el presidente mostró una posición valiente durante el proceso: “esta posición se mantendrá en este sentido. El 20% de las tierras de Azerbaiyán están bajo conquista. Un millón de ciudadanos nuestros fueron expulsados de sus hogares. Claro que el presidente mantendrá su posición hasta el fin. Nuestros requisitos están relacionados con que Armenia cumpla el derecho internacional. El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó cuatro resoluciones. No hay ninguna organización del mundo que no conozca a Armenia como un país conquistador. En las resoluciones adoptadas por todas las organizaciones internacionales se ordenada la retirada de las fuerzas armadas. Es decir, exigimos el respeto de la integridad territorial de Azerbaiyán. Aunque haya muchas presiones, el presidente de Azerbaiyán no abandonará su posición definitiva”. Según sus palabras, durante las sucesivas entrevistas Azerbaiyán también llamará la atención sobre su posición justa: “consideramos que el problema tiene que solucionarse por medio de la paz. Azerbaiyán, que es el garante de la paz en la región, por ahora prefiere el medio de la paz. No somos chovinistas ni racistas como los armenios, y ellos pueden vivir en Karabaj dentro de Azerbaiyán. El estado garantiza proteger allí los derechos de todas las minorías nacionales después de restaurar la integridad de Azerbaiyán. Alcanzaremos esta gran victoria. El presidente Ilham Aliyev ha señalado que anunciará el día sagrado de la liberación de Karabaj. Damos cada vez más pasos hacia este día sagrado”.

Ali Zulfugaroglu

“KarabakhİNFO.com”

07.11.2013 14:46

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*