Español

Shahbanu, que murió envenenada por los armenios

23.10.2013 | 11:39

1382510410_1381490872_240px-agabyim_aga“…Su hija Agabeyim Aga debe sentirse honrada por ser bienvenida a nuestro harén. Tiene que ser una dama de nuestro harén”.

Después el asesinato del rey Agamahammad shah Qadzhar en Shusha, Ibrahimjalil kan envió su cadáver a Teherán con grandes muestras de respeto.

 El rey Fatali apreció mucho esta actitud de Ibrahim kan, la recibió con alegría y honor, y entregó a sus emisarios túnicas y regalos. Envió una espada a Ibrahim kan y dijo que quería estar emparentado con él. Ibrahimjalil kan aceptó su oferta.

Así que kan envió a su hija con sus 200 servidores desde Karabaj al palacio de Teherán por orden del rey Fatali. El rey, con gran respeto, se casó con Agabay Aga y la nombró dueña de su harén. Segun se dice, las mujeres que entraban al harén del rey Fatali, en primer lugar tenían que entrar en una habitación donde había muchos vestidos caros y vaporosos, elegir el vestido que más les gustaba y ponerse a disposisción del rey con aquel vestido. Agabayim Aga sabía que el vestido de la madre del rey también se encontraba entre aquellos vestidos y por eso se vistió con su ropa intencionadamente. En cuanto el rey Fatali la vio con el vestido de su madre, se perdió, cambió de humor y nunca la tocó…

“El rey nunca pudo conseguir su amor, pero siempre la quiso y respetó mucho. Una vez le dió su cuaderno de poesías y le dijo que eligiera y pusiera el dedo sobre un verso que no le gustara. Agabeyim Aga leyó los versos del rey, lo cerró y puso el dedo índice sobre el cuaderno. El rey se puso rojo hasta las orejas”.

Mirabbas Mirbagirzadeh ha escrito: “Agabeyim Aga se llamaba Agabadzhi en el palacio de Qadzhar. El rey le dio una asignación permanente y muchas riquezas. La señorita Agabadzhi era una mujer muy digna, orgullosa y sublime. Era educada y muy culta, al rey Fatali le gustaba mucho su inteligencia. Siempre expresaba que estaba muy contento por estar emparentado con ella”.

Agabeyim Aga,además de por su belleza, era famosa también por su gran memoria y por sus dotes para los discursos.Fue una de las primeras mujeres interesadas por la vida socio-cultural y los asuntos políticos de Irán. Al mismo tiempo, también se señala su nombre en los documentos que tratan sobre los resultados satisfactorios del conflicto entre Rusia e Irán.

Shahbanu, que murió envenenada por los armeniosEl sabio historiador Seydaga Onullahi,cuando escribió sobre los años del rey Fatali, los conflictos en palacio y su política exterior, también habló sobre la vida de Agabeyim Aga: “En el harén del rey Fatali había muchas mujeres de Azerbaiyán. Una de ellas era la Sra.Kovkab, la hija mayor de Hasan, el gobernante de Erevan. Hasan kan, el jefe de la torre de Sardarabad en 1828-1829 durante la guerra ruso-turca luchó con heroísmo en la defensa de Erevan contra los conquistadores rusos. Hasan kan era conocido con el apodo de “Sari Aslan”. Pero fue imposible defender el reino de Erevan contra los ejércitos del imperio ruso. Agabeyim Aga tomó una medida urgente para defender y proteger a Sari Aslan, padre de la Sra. Kovkab, frente a los enemigos: envió a 15 héroes que hablaban el ruso vestidos como los rusos al lugar de la lucha, que protegieron la vida de este héroe del pueblo”.

La poeta Agabeyim Aga, que vivió a finales del siglo XVIII y principios del siglo XX, a pesar de ser hija de kan, en realidad se diferenciaba muy poco de las mujeres desgraciadas y sin derechos.

Agabeyim Aga nació en 1780 en Shusha, pasó los felices años de la infancia y fue educada en palacio. Pero su época de prosperidad no duró mucho. La poeta se alejó de Karabaj para siempre y,contra su voluntad, tuvo que vivir hasta el fin de sus días en otro país. En 1797 se casó con Fatali shah, el rey de Irán. Durante su viaje a Irán, como muestra de amor a la tierra de Karabaj, escribió su famoso cuarteto en persa que comienza con el hemistiquio “Xorrəm onku be səri ku-ye to ça-ye darəd”(que feliz aquel que vive en ti). Agabeyim Aga dominaba las lenguas francesa e inglesa además del árabe y persa. Se comunicó con las famosas princesas y reinas de Europa mediante estos idiomas.

En 1811 Ser Oreli,que fue nombrado embajador de Irán por el rey de Inglaterra, durante su entrevista con Fatali shah le presentó sus respetos y regaló a Agabeyim Aga un diamante en nombre del rey y la reina.

Su vida triste y lánguida se muestra con profusión en las obras de muchos literatos. Mashadi Mirbaba, padre de Yusif  Vazir Chamanzaminli el poeta y primer embajador de la República Democrática de Azerbaiyán en Turquía, era el visir conocido de Ibrahimjalil kan, el gobernante de Karabaj. Así que como el escritor que mejor conocía la vida del palacio, en su novela “Entre dos fuegos” mostró con detalle la vida durante la niñez de Agabeyim Aga y su primer amor hacia su primo.

El interés de Fatali shah por el arte y la diversión convirtió el palacio de Qadzhar de aquel entonces en una parte de Europa. Los famosos pintores, sabios, médicos y filósofos de occidente eran sus huéspedes a menudo.

Agabeyim Aga escribió muchas cartas a los administradores de aquel tiempo sobre las relaciones exteriores del estado. El rey de Inglaterra, durante su visita a Irán, estuvo entusiasmado con su belleza y le concedió la orden de “San Jorge”. Agabeyim Aga fue la única mujer turca que conseguió esta condecoración.

Aunque Agabeyim aga vivía entre riquezas en palacio, pasó días muy tristes.

Fatali shah ordenó crear un hermoso jardín en Teherán para hacerla feliz. Ordenó plantar todo tipo de árboles y flores, igual que había en Shusha, para que ella pudiera respirar allí el aire de sus tierras natales. Trajeron de Shusha incluso al jardinero. Este jardín recibió el nombre de “jardín de la patria”. Cuando Agabeyim salió a contemplar aquel jardín, se puso muy triste y lloró. Toda la gente del palacio se sorprendió con esto, porque el “jardín de la patria” era una parte de Shusha. Ella expresó su tristeza en uno de sus versos. Y mostró su tragedia personal y sufrimientos en sus hemistiquios.Shahbanu, que murió envenenada por los armenios

De las poesías de Agabeyim Aga que conservamos, se ve que usó con habilidad diferentes tipos de géneros y formas en sus poesías, al igual que sus contemporáneos como G.Zakir, Ashig Pari y A. Garadzhadagi.

Al final de su vida, Agabeyim Aga abandonó el palacio y se mudó a un castillo de su pertenencia en la ciudad de Gum,donde vivió en una sencilla celda.

Muchas fuentes hablan de la muerte de Agabeyim Aga pero, según los escritos del visir Mehriban, Agabeyim Aga era partidaria de la guerra para expulsar a los rusos del Cáucaso. Por eso, en 1831 los rusos mataron a Shahbanu envenenándola mediante asesinos armenios que ocupaban puestos de autoridad en el palacio. La poeta fue enterrada en el cementerio que pertenecía a los propietarios de las autoridadesde la ciudad de Gum.

Fuente:

 

Periódico “Literatura y arte”, 2 de septiembre de 1978

Libro segundo “Garabagnameler”,2006

Historia de Azerbaiyán, a principios del siglo 19-21.. 2010

M.Vazir, “Mujeres valientes para los cambios”, 2008

M.Hasanova, “Mujeres famosas en la historia del estado nacional de Azerbaiyán”, 2008

M.Chamanli, “La rebelión de los espíritus”

Zivar Ay

 

“KarabakhİNFO.com” 

23.10.2013 11:39

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*