Español

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev

20.02.2014 | 14:55

1392891919_yuri1Yuri Kovalyov es uno de nuestros héroes nacionales que se levantó por la defensa de nuestras tierras durante la guerra de Karabaj.

Yuri Kovalyov nació el 29 de noviembre de 1965 en la región de Goychay. En 1972 se trasladó a la provincia de Krasnodar de Rusia junto a su familia y volvió a Bakú 5 años después. En 1981 ingresó en la escuela secundaria número 299 que lleva ahora su nombre en la región de Nizami de Bakú. Entre 1983 y 1985 sirvió en el ejército soviético. En 1978 ingresó en la escuela de alféreces y suboficiales en la flota del mar negro con el deseo de ser marinero.

En 1990 ingresó en las filas XTMD “OMON” del grupo especial del Ministerio de Asuntos Interiores y a menudo fue en viaje oficial a Karabaj. Los armenios ofrecieron grandes sumas de dinero por su cabeza. El 3 de octubre de 1991, al volver de sus trabajos de Khodjavand en el territorio de Agdam junto a sus amigos de Omon, Serguey Barinin, Andrey Kudenin, Aleksandr Abramov, los armenios dispararon su coche sin parar. Yura murió allí y Serguey resultó gravemente herido. Cuando los armenios se acercaron a su coche, el coche explotó. Incluso estando a punto de morir, acabaron con algunos enemigos.

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz MustafaevPor orden del presidente de la República de Azerbaiyán, el 5 de junio de 1992 le nombraron héroe nacional de Azerbaiyán.

Nosotros también, al recordar a Yuri, decidimos preparar un artículo sobre él. En primer lugar, nos pusimos en camino de la escuela número 299 situada en la región de Nizami que lleva ahora su nombre. Nos recibió la señora Farida Baguirova, directora de la escuela. Nos presentó fotos relacionadas con Yuri. Cabe señalar que el nombre de Yuri Kavalyov es muy querido para ellos y ellos siempre recuerdan a Yuri durante las reuniones de la escuela. Luego quisimos reunirnos con la familia de Yuri y llamamos al teléfono de la señora Larisa, madre de Yuri, y fuimos a su trabajo para visitarla. Nos encontramos en su trabajo y nos invitó a su despacho. La señora Larisa trabaja como jefa de la comunidad rusa de la región de Nizami. Empezamos nuestra conversación desde el principio. La señora Larisa recuerda así aquellos días…

“El padre de Yuri es azerbaiyano…”

 

Nuestro origen está aquí. Nuestra generación vino a Azerbaiyán hace aproximadamente 400 años. Antes vivían en la región de Sabirabad. Yo también nací aquí. Tras la muerte de mi padre, mi familia vino a la región de Goychay.

Tenía dos hijos. Mi segundo hijo se llama Vitalik. Fue delantero en el equipo de fútbol de Neftchi. Hace 2 años que trabaja como entrenador. Yuri también nació en Goychay. Su padre es azerbaiyano. Se llama Orudzh y ahora vive en Goychay. Yuri era un alférez. Empezó a estudiar después de volver del servicio militar.

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev“No pudimos vivir en Krasnadar…”

 

En 1972 nos trasladamos a la ciudad de Krasnodar en Rusia. Vivimos allí durante 5 años, pero no podemos llamarlo “vivir”. Era muy difícil para nosotros vivir allí, por eso volvimos. En general, no puedo vivir en ningún lugar excepto en Azerbaiyán.

“Yuri era muy cariñoso…”

 

Le decía muchas veces: “Yuri no es bueno hacerlo así”. Y él me contestaba siempre: “mamá, tú me enseñaste para ser así, ¿por qué no puedes aceptarlo ahora?” Una vez le golpearon unos chicos por defender a una chica cerca del metro de N. Narimanov. Incluso le llevaron a la comisaría de policía. Lo supimos más tarde.

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev“Se conocieron en su cumpleaños…”

 

Yuri había llegado recientemente del servicio militar. Su esposa Tamara es hija de mi compañera de trabajo. Se conocieron en nuestra casa durante su cumpleaños y luego se casaron. Tenían dos hijas, Yuliya y Reguina. Ahora Yuri ya es abuelo. Tiene un nieto llamado Dzhamil.

“Quise esconder el escrito de demanda”

Cuando empezó la guerra de Karabaj, enviaron un escrito de demanda a Yuri también. Quise esconderlo. Pero sabía que si se enteraba después se enfadaría. Porque conocía bien su carácter. Cuando Yuri llegó a casa le di el escrito de demanda y lo recibió con gran alegría. En primer lugar empezó a luchar en la dirección de Agdam. Pero yo tenía mucho miedo. Cuando él llamaba a casa y decía que todo estaba bien me sentía algo más tranquila. Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev. Estaban juntos durante la guerra.

“Gritó al bajarse del helicóptero…”

 

Una vez fui a la ciudad de Ganja para verlo. Me dijeron que llegaría al poco rato. Al bajarse del helicóptero Yuri gritó: “Mamá, ¿por qué viniste?” Luego se acercó y nos encontramos. Me abrazó (llora). Me dijo: “lo siento, por decirte así”. Le dije: “Yuri ya basta de luchar. Vamos a casa, ya no puedo cuidar a tus hijos. Es muy difícil sin ti. Respondió: “voy a volver muy pronto, mamá, no te preocupes”.

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev“La próxima vez llevé su familia a su lado…”

 

Era imposible llevarse a Yuri a casa. Por eso en verano de 1991 fuimos a su lado con su esposa y sus dos hijas. Fuimos a Chaykend y nos encontramos con él. Por los caminos Yuri me enseñó los lugares de las batallas y me temblaba el corazón. Esta vez pudimos llevarle a casa. Su comandante le permitió ir con nosotros. Se quedó en casa durante unos días y luego volvió allí de nuevo.

“Dijo que venía de recoger los pedazos de las personas del suelo…”

 

Algún tiempo después vimos que alguien llamaba a nuestra puerta. Abrimos la puerta y vimos que era Yuri. Llevaba unas armas consigo. La verdad es que tuvimos miedo. Le dije de nuevo: “ya basta hijo, vuelve a casa”. Al decirlo, Yuri entró en su habitación y rompió todo lo que había allí. Quise acercarme a él pero me dijo, mamá no te acerques. Se sentó y empezó a llorar (llora). Luego dijo que venía de recoger los pedazos de las personas. Aquel día fue a Zabrat y dijo que venía para llevarse las armas. Llenó su coche con armas en Zabrat y fue.

Yuri era un amigo muy cercano de Chinguiz Mustafaev“Uno de ellos contestó que Yuri no estaba…”

 

El 1 de octubre sentí como si hubiera pasado algo. Solo recordaba a Yuri y hablaba conmigo misma. El 2 de octubre vine a casa por la tarde. Me senté sin moverme en el sofá. No podía comer ni beber. Tamara me dijo muchas veces que por lo menos bebiera algo, pero no quise tampoco. El 3 de octubre, por la mañana, llamaron a nuestra puerta y no era Yuri. Porque él tenía un estilo específico de llamar a la puerta. Abrí la puerta y vi que unos compañeros militares de Yuri estaban en la puerta. Les pregunté, “¿dónde está Yuri?” Ellos callaron. Les pregunté la segunda vez, “¿dónde está Yuri?” Uno de ellos contestó que Yuri no estaba (llora).

Había mucha gente cuando enterramos a Yuri. Le enterramos en el cementerio situado en la región de Nizami. Seis meses después vino un hombre llamado Dzhalal a nuestra casa y nos ofreció que Yuri fuera enterrado en el Callejón de los Mártires. Dzhavad lo hizo todo, se lo agradezco mucho.

Después de la muerte de Yuri yo también quise morir. Pensaba tirarme de un puente. Mi hijo pequeño dijo, “mamá, ¿qué haríamos si te mueres?” Luego pensé que tenía razón, hay que criar a los niños. Me encontré con Heidar Aliév, líder nacional. Le dije que la familia de Yuri necesitaba una casa donde vivir. Él dio la orden y en 3 días dieron una casa a su familia. Le estoy muy agradecida por todo. Yuri fue un mártir, pero hoy todos hablan de él y respetan mucho a nuestra familia. Gracias a vosotros también por visitarnos.

En fin, pedimos paciencia a la familia del mártir y nos marchamos.

Vasif Alihüseyn

 

“KarabakhİNFO.com”

20.02.2014 14:55

Comentar:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*